en

Alimentación y Nutrición en bebes y Niños

Lo que a continuación publico son las indicaciones que les doy a las madres en el momento que se decide iniciar los alimentos sólidos a su bebe.

Yo siempre les comento a las Mamás que entre mas tarde se inicie la introducción de alimentos, pues mejor. Claro que sin pasar de los 6 meses de vida. Esto da oportunidad a empezar los alimentos en un intestino más maduro con mayor capacidad de digestión y que esto favorece más a que no se desarrollen alergias.

Contemplar esto SOBRE TODO si hay antecedentes alérgicos familiares de los padres, hermanos, tíos y/o abuelos. 

Inicio de la Alimentación en los Lactantes

Frutas a iniciar a partir del  5° mes de vida

 Frutas de Pulpa Blanca Frutas de Pulpa de Color

Manzana                                  Durazno

Pera                                        Chabacano

Guayaba                                  Ciruela

Plátano                                     Papaya

                                               Mango

A continuación una recomendaciones generales

  • Inicia las frutas de UNA EN UNA y no más de 2 FRUTAS POR SEMANA.
  • La introducción de las frutas es MUY lenta y aunque el bebe le pida más, NO DEBE de darle ya que le puede desencadenar, alergias, vómitos y(o) diarrea.
  • Iniciar con las probaditas de fruta a mediodía.
  • Darle preferencia a la leche y después la fruta ya que la leche sigue siendo el principal alimento que nutre al bebe durante los primeros 6 meses de vida. La fruta es solo con el fin de que la vaya probando.
  • En la introducción de frutas tomar en cuenta que las frutas de pulpa blanca tienden a estreñir y las frutas de pulpa de color tienden a laxar.

 EJEMPLO:

Iniciar con 2 cucharaditas de manzana natural (fruta de pulpa blanca) previamente cocida y hecha puré  e ir aumentando cada día de 2 cucharaditas en 2.. Supongamos que inicio un lunes a darle la manzana, entonces el martes debe de darle 4 cucharaditas, el miércoles 6 cucharaditas, el jueves 8 y así sucesivamente. A mitad de semana, por decir el jueves que ya lleva 8 cucharaditas de manzana, introducir ahora 2 cucharaditas de otra fruta (de preferencia que sea de pulpa de color) como por ejemplo, durazno, SIN dejarle de dar la manzana que ya le estaba dando previamente, Entonces por ejemplo, el jueves que ya estaba comiendo 8 cucharaditas de manzana, ahora aparte puede ofrecerle esto último y además 2 cucharaditas de durazno. El viernes el bebe ya estará comiendo 10 cucharaditas de manzana y 4 cucharaditas de durazno y así sucesivamente. El sábado 12 cucharaditas de manzana y 6 de durazno.

 

A partir del siguiente lunes usted podrá introducir de la misma manera 2 NUEVAS frutas de tal manera que en el lapso de un mes podrá probar 8 frutas.

 

La introducción de jugos de frutas no es de tanta importancia pero si usted lo desea, después del 5° o 6° mes, usted podrá ofrecerle jugos de las frutas que ya haya tolerado previamente en muy pequeñas cantidades (3 o 4onzas, una o 2 veces al día).

 

Junto con la introducción de las frutas usted podrá introducir además el CEREAL en el mismo biberón del bebe. Si por ejemplo al biberón de leche del bebe usted le pone 8 medidas a 8 onzas de agua, usted ahora a este mismo biberón podrá agregarle una medida de cereal.

  • Llevar a cabo esto último en solo 2 biberones del día.

 

Verduras y Leguminosas a partir de 6° mes de vida

Verduras

Papa

Zanahoria

Calabaza

 Cocer bien y hacer puré. Al igual que las frutas, introducir de una en una, 2 verduras por semana, lentamente y de manera progresiva.

Leguminosas

Habas

Frijol

Garbanzo

Lentejas

 

Cocer bien, inicialmente puede quitar hollejos (menos a las lentejas), licuar y sasonar con tomate, cebolla y sal. Al principio que queden caldudas y después espesas.

 

Carnes a partir del 7° més de vida

Carnes

Aguayón

Chamberete

Pollo

Filete

Ternera

 

Bien cocidad y licuadas junto con verduras, mitad y mitad.

 

LA SIGUIENTE INFORMACION TAMBIEN ES VALIDA DEBIDO A QUE ALGUNOS BEBES PUEDEN RECHAZAR LOS VEGETALES POR HABER PROBADO PRIMERO LO DULCE DE LAS FRUTAS.

Una vez que su bebé se ha acostumbrado a los cereales, entre el quinto y el sexto mes de vida intente introducir vegetales en forma de puré como guisantes o zanahoria. Después de un par de semanas puede iniciar con una variedad de purés de frutas, aunque se recomienda que usted introduzca frutas solamente después de que su bebé se ha acostumbrado a los vegetales. Puede que no le interesen los vegetales si primero se acostumbro al sabor dulce de las frutas. Después de haber iniciado las frutas, tres o cuatro semanas después puede iniciar con puré de pollo, carne o queso cottage.

Los alimentos comerciales para bebe son muy prácticos y populares, pero para los seis o siete meses su bebe muy probablemente pueda ya tolerar los alimentos de la mesa sí  estos puede prepararlos de una manera apropiada. Todos los alimentos preparados en casa deben de ser en forma de puré hasta que el bebé desarrolla una buena coordinación con su boca para machacar o masticar alimentos con mayor textura. Esto se logra para los ocho meses de vida apróximadamente. La transición hacia alimentos con mayor textura (pero aún blandos) debe de ser gradual y pedazos de alimentos lo suficientemente grandes como para que se le atoren en la garganta, jamás deben de proporcionarse.

°Algunos consejos para la alimentación

Intenté introducir alimentos nuevos en condiciones favorables y circunstancias placenteras. Jamás de una manera apurada o tensa. Ni tampoco cuando su bebe esté cansado. Si su bebe no está interesado en comer no lo forcé. El apetito regresará cuando tenga hambre. Puede no comer bien durante una comida pero muy probablemente comerá mejor en la siguiente.

Si a su bebe parecer no gustarle un sabor en especial o tipo de alimento no lo forcé. Intente un poco más tarde o al día siguiente. Si aún así, no está interesado, intente darle otro alimento. Después de que ya haya pasado un mes o más, vuelva a intentarlo, probablemente preparado de una manera diferente le guste más. Durante el tiempo que no le ofreció este alimento, el gusto del bebe pudo haber cambiado o tal vez ya haya olvidado que ese alimento en particular antes no le gustaba. Si aún así lo rechaza, no lo forcé. Su gusto puede cambiar cuando esté más grande o puede ser que nunca le guste este alimento en particular. Forzarle un alimento en particular puede convertirse en una batalla de quien puede más lo cual puede llevar a un trastorno en la alimentación. La mejor manera de lidiar con esto es el ofrecerle una alternativa de otros alimentos sanos.
Suplemento de Vitaminas y Minerales
En relación a los suplementos vitamínicos para los bebés de terminó, se aceptan los siguientes puntos.

bullet

Los bebés alimentados exclusivamente con leche materna pueden requerir de un suplemento de vitamina de entre las dos y las cuatro semanas de vida. Aunque pueden no necesitarla si la madre tiene una alimentación bien balanceada.
 

bullet

Los bebés alimentados con fórmula, no necesitan suplementos con vitaminas debido a que las fórmulas comerciales fortificadas con hierro contiene todas las vitaminas (incluyendo vitamina D) y nutrientes necesarios para un crecimiento sano.
 

bullet

Las gotas de fluoruro pueden ser recomendables en niños alimentados con leche materna o con fórmula dependiendo de la edad del niño y el contenido de fluoruro en el agua del área donde se vive.

Generalmente los niños mayores no necesitan suplementos vitamínicos mientras se esté alimentando con una dieta bien balanceada. Una dieta balanceada le proporcionará todas las vitaminas y minerales necesarios para el crecimiento y el desarrollo.

Un pequeño porcentaje de los niños puede tener alergias a los alimentos, un desorden metabólico o algún otro padecimiento que requiera de restricciones en la dieta. Los niños en estas circunstancias especiales pueden requerir suplementos tanto de vitaminas como de minerales que pudieran estar ausentes en su dieta. Estos suplementos sólo deben de administrarse a las dosis recomendadas.

No es buena idea darle a su hijo suplementos vitamínicos o de minerales a menos de que su doctor se lo recomiende. Contrario a lo que se cree, un exceso de vitaminas o de minerales en su hijo no va a incrementar su salud. De hecho hasta pueden ser tóxicos. La mejor manera de asegurar una buena nutrición de su hijo es de ofrecerle una dieta apropiada y bien balanceada para su edad. Debe consultar con su pediatra antes de darle cualquier tipo de suplemento.